Hoy, para celebrar la Semana  Mundial de la Lactancia Materna 2019 , os comparto esta infografía en la que he intentado incluir ciertos aspectos que a mi parecer son claves para conseguir una lactancia materna exitosa y feliz.

Es  importante hablar, visibilizar, y divulgar sobre lactancia. Porque (casi) todas la madres podemos conseguir una lactancia materna exclusiva exitosa y placentera.

Y ahora vamos a ir desgranando estas puntos:

1. Lee y busca información durante el  embarazo

Este punto es clave. Por desgracia, la lactancia no forma parte de nuestra cultura. No hemos visto amamantar a las mujeres que nos rodean (en la mayoría de los casos), nos faltan referentes. Por lo tanto, habitualmente,  no sabemos que es “lo normal” en la lactancia. Así que leer libros, blogs, foros, grupos….harán que te vayas empapando del tema y aprendiendo todo aquello que no hemos podido aprender in situ. Hay situaciones que es posible que vivas que tienen fácil solución siendo conocedoras de las mismas.  En muchas ocasiones se pone fin a la lactancia prematuramente por falta de conocimientos y de apoyo, y porque nuestras expectativas sobre lo que es y necesita un bebé chocan de frente con la realidad que después nos encontramos. La información es poder, siempre.

2. Acude a un grupo de apoyo a la lactancia

Los grupos son una gran fuente de sabiduría. En ellos aparte de informarte de las dudas que tengas, verás a otras madres amamantar, conocerás  de primera mano cuales son los problemas habituales, y te seguirás empapando de conocimientos y de diferentes puntos de vista, ya no solo sobre lactancia, si no sobre   todo lo que supone tener a un bebé y criar.

A los grupos se suele ir cuando surgen dificultades en la lactancia, pero de verdad que ir desde el embarazo te ayudará a que éstas (si las hay) sean menores y estés más preparada para afrontarlos.  Además compartir con mujeres que están en la misma etapa de la vida que tú siempre es gratificante y hasta  sanador en muchos casos. ¡Busca el tuyo!

3. Que no os separen

Este es el nombre de una campaña de “El parto es nuestro” que te animo a investigar aquí .

Un bebé nace con un instinto vital, está preparado y en un estado de alerta óptimo para reptar hacia el pecho de su madre y hacer una primera toma en la primera hora de vida. Ambos estaréis repletitos de hormonas del amor que alcanzan su pico máximo en este justo momento. Tan repletitos que solo en el nacimiento y en el parto se alcanzan estos picos. Todo esto si no se interviene innecesariamente, claro. Ese estado no volverá. Así que siempre que sea posible, que no os separen.  Y en caso de que sea necesaria una separación por motivos médicos, intenta volver a esas condiciones en cuanto tengas oportunidad: piel con piel, sin prisas, con calma, sin presiones. Solo disfruta el momento de conexión. Es mágico .

Para dejar claro a los profesionales que te acompañarán en el parto cuáles son tus preferencias, te animo  a diseñar un plan de parto a medida de tus necesidades y entregarlo en tu hospital de referencia. De esta manera  también aprenderás un montón de cosas que nadie te explica de cara al mismo, y que podrán ser cruciales a la hora de disfrutarlo y de conseguir la lactancia que tú quieres.

4. A demanda

Mucho se habla de que la lactancia es a demanda. Y esto significa que tenemos que olvidarnos del reloj. Aún hay profesionales a día de hoy que dicen: a demanda cada 3 horas xDD. Lo cual tendría gracia si no fuera porque de esta manera se están cargando un  montón de lactancias.  

Y un básico : a más demanda, más producción. Se necesita estimulación en el pecho para producir leche, además de una succión efectiva que lo estimule adecuadamente y que permita una buena transferencia de leche.

Al nacer, los bebés tienen el estómago del tamaño de una cereza. Por otro lado, el calostro (la leche de los primeros días, que se produce en pocas cantidades, es un chute inmunológico y es lo único que necesitan)  se digiere en una hora aproximadamente, así que es normal que se despierten cada  60 minutos para volver a pedir (lo que coincide con su ciclo de sueño inicial, ¡si es que estamos diseñados estupendamente!). Además con estas  tomas frecuentes evitamos hipoglucemias y deshidratación.

El calostro es la leche de los primeros días, se produce en pocas cantidades, es un chute inmunológico, y es TODO que necesitan.

5. Tomas nocturnas

Por la noche nuestros niveles de prolactina (una de las principales hormonas implicadas en la lactancia) están más altos. Esta y otras hormonas elevan sus niveles de madrugada y  nos ayudan de manera natural a relajarnos e inducir el sueño, tanto en el bebé como en nosotras. Además nos aseguramos la producción del día siguiente.

Pueden sonar agotadoras, (tener un bebé lo es, hagas lo que hagas jeje) pero siempre puedes  buscar la manera de hacerlo cómodo y agradable para ambos. Puedes aprovechar para echar siestas durante el día cuando duerme el bebé, y así ir “recuperando”. Con la lactancia tú eres la encargada de alimentar y sostener al bebé, pero hay un montonazo de cosas en las que tu pareja y familia/amigos  cercanos pueden ayudar .

6. Es normal que quiera estar todo el tiempo pegado a ti

Como sabiamente dijo el neonatólogo Nils Bergman “para un recién nacido, nada tiene sentido si no es desde el cuerpo de la madre”. Y esa necesidad de contacto no es capricho, es necesidad. Los bebés tienen un sistema nervioso inmaduro que no hace posible ningún tipo de manipulación, ¡que no te cuenten cuentos!.

“Para un recién nacido, nada tiene sentido si no es desde el cuerpo de la madre”

Nils Bergman

Tu bebé te reclama porque te necesita. Nacemos indefensos e inmaduros  y todos nuestros sistemas funcionan de manera óptima y se desarrollan en plenitud en contacto: termoregulan su temperatura de manera óptima, respiran mejor, su sistema digestivo es todo lo eficiente que puede ser… y es que ¡oh, sorpresa, somos mamíferos!

Solo hay que echar un vistazo a  como tratan los primates (nuestros primos hermanos) a sus crías, para darnos cuenta de que algo falla en nuestra cultura del desapego.

¿Has oído hablar de la exterogestación? Es un tema súper interesante del que puedes leer más  aquí

Vale, me he extendido un montón pero es que este tema me parece fascinante jeje.

En cuanto a las tomas eternas, al principio son súper normales. Hay bebés que serán más efectivos y tendrán una succión madura y otros que les costará un poco más. Igual que hay bebés que tendrán unas necesidades de contacto y de succión “no nutritiva” (muy necesaria para su desarrollo) superiores. No te cortes en ofrecerle todo tu amor y contención. Eres lo único que conoce y necesita

Por lo tanto, que quiera estar bien pegadito a ti y llore cuando te separas es normal. Agotador sí, pero normal.  Como ya he dicho antes por ahí arriba, pide ayuda a tu tribu y familia, a tu pareja. Hay un montón de cosas que pueden hacer por ti.

Los bebes lloran por muchos más motivos que por hambre: sueño, cansancio, hiperestimulación, molestias/dolores de cualquier tipo, necesidad de contacto, de cambio de aires…No olvidemos que se están acostumbrando a la vida extrauterina y eso no debe ser nada fácil.

7. Asegúrate de conocer las señales de que todo va bien

Este punto es básico. Si te has informado los conocerás: agarre profundo e indoloro, cierto número de tomas diarias, moja pañales y  hace cacas, recuperación del peso del nacimiento en máximo 10-15 días…

Es normal que los primeros días sean un poco “caos”, nos invadan dudas y miedos, así que conocer ciertas claves es básico para nuestra tranquilidad.

8. Intenta evitar las tetinas

Las tetinas pueden interferir en la lactancia, tanto chupetes como biberones. Esto es debido a que no  tiene nada, pero nada que ver,  la succión de una tetina a la del pecho (por mucho que las casas comerciales lo intenten) y puede confundir a los bebés en los inicios.

No se aconseja introducirlas hasta que la lactancia esté bien establecida ,y esto será variable dependiendo de cada caso.

La realidad es que  se puede vivir sin ningún problema evitándolas (cuando se da lactancia materna exclusiva), aunque por supuesto habrá situaciones/familias para las que sí es una solución.  

El chupete es un accesorio habitual en nuestra cultura, pero no es inocuo. Puede ser útil en ciertos momentos (trayectos en coche por ejemplo), aunque también puede acarrear problemas futuros si se usa indiscriminadamente: cambios en la estructura de la boca, dependencia y dificultad para quitarlo….. Así que como siempre, información y que cada familia decida según sus necesidades.

En esta entrada del blog hablo un poco más acerca  de chupetes y lactancia.

Por otro lado, si por el motivo que sea tienes que suplementar hay un montón de opciones aparte del biberón: dedo jeringa, vasito, cuchara, relactador….que serán más respetuosas con vuestro proceso si lo que quieres es continuar con el pecho.

Y si no te queda otra que dar biberón o es tu opción para suplementar, puedes hacerlo de una manera más respetuosa y fisiológica con tu bebé usando el método Kassing , échale un vistazo aquí

9. No tiene que doler

El dolor es un síntoma claro de que algo está fallando.  Una cosa es un pequeño pellizco momentáneo cuando se engancha los primeros días, y otra que duela y/o que veas el  pezón dañado. Si hay dolor  es posible que estés en  tensión y le temas al momento toma, que será un sufrimiento.

Puede doler por muchos motivos: agarre incorrecto, frenillo sublingual, obstrucciones e infecciones (mastitis). Nunca nunca lo dejes pasar, que nadie te cuele que es normal que duela al principio, ni que el pecho se tiene que acostumbrar.

10. Pide ayuda si crees que algo no va bien

Si duele, si no coge peso, si notas que algo está fallando y no estás disfrutando vuestra lactancia,  pide ayuda. No esperes, no des tiempo a que la situación empeore. Como siempre que surgen problemas, cuanto antes los atajemos, antes los solucionaremos.  

Busca a tu matrona, a tu grupo de apoyo, a una asesora.

Os merecéis una lactancia placentera.

Y con esto doy por finalizada la Semana Mundial de la Lactancia Materna. Espero que estas claves te sirvan de guía y te ayuden, y si crees que puede ayudar a alguien ¡comparte!

Si me quieres contar en comentarios qué es lo que falló en tu lactancia, soy toda oídos (bueno, ojos más bien xDD).

¿Sabes que soy asesora de lactancia? Puedes consultar mis servicios aquí

Pin It on Pinterest